Historia que trasciende los tiempos.

Frente al 65º. Congreso General Ordinario y del 67º. Aniversario de la creación confederal y de su órgano de difusión “Acción del Jubilado”.

(Palacio San Martín, Arenales 761 – CABA, Setiembre 2/15, 9 a 19 hs.

En este espacio, solo se puede esbozar una brevísima síntesis, respecto a parte de lo mas valioso de una institución nacida hace casi setenta años -mas precisamente en 1948- y que se creaba co-mo primera entidad en su tipo, en el mundo. Madre, decana y rectora, tuvo la virtud y la oportu-nidad de dar vida -inmediatamente- a decenas de federaciones y a miles de centros de jubilados. Mas allá de tan brillante mérito, el ejemplo halló eco en los países hermanos del continente y de Europa. Hoy encabeza los movimientos en el orden mundial, según lo reconocen, entre otras, instituciones como Help Age, de Inglaterra. Mucho ha crecido la Confederación, en estos últimos ocho años y en ese campo; mas, sin todo el formidable historial de las décadas anteriores, poco hubiese sido posible. Con reconocidas acciones previas, corresponde a Pedro Urrutia, Juan Llanos, Teodoro Mösler, Pedro Facio y un núcleo importante, por cierto, de jubilados y adultos mayores, ferroviarios, municipales, de Obras Sanitarias, docentes, bancarios, mercantiles y de otros gremios y profesiones, concretar la fundación, el 30 de setiembre de 1948. Ahí comienza la lucha por los derechos del sector, a cargo de sus propios representantes. Los primeros aportes estuvieron destinados a contribuir, junto a Sampay y a Luder, especialmente, con la Constitución de 1949; todo lo atinente a cuestiones sociales y previsionales, además de Los Derechos de la Ancianidad, consagrados en la Carta Magna. Escasas entidades, por entonces, se inscribían en esta brega. A partir de entonces, no solo en la Capital Federal, sino en las principales ciudades, como Rosario, Córdoba, Paraná y en algunos pueblos, comenzaron a crearse centros, clubes y asociaciones. También alguna federación. Ya nadie podría detener el crecimiento de la actividad, en la lucha por mas y mejores condiciones de vida; jubilaciones y pensiones, con haberes dignos. La historia de la legislación previsional, en la Argentina, parte de la Ley 1420, pero se concreta en el texto de la Ley 4349, del 20 de setiembre de 1904, fijando el derecho a jubilarse, de personal estatal; docentes, ferroviarios, bancarios y mercantiles, entre otros pocos. En el período que va de 1922 al 28, se multiplica tanto la legislación tuitiva (laboral), cuanto la previsional, impulsada por los socialistas y sancionada por el presidente Alvear. Mas, una verdadera avalancha de leyes, en tal sentido, se aprobó -ya con la marcada participación activa y directa de la Confederación-, durante el gobierno del presidente Perón, dando un positivo y decidido avance; estableciendo las sólidas bases de todo lo que, hasta hoy, se conquistó. Esta última década marcó el mayor número de grandes logros, en los cuales se hizo manifiesta la presencia confederal, no solo proponiendo avances y nuevas medidas de reparación, para todo el setor, sino participando, en forma directa, en las gestiones que definieron desde el haber mínimo jubilatorio, determinado por Kirchner, dejando atrás los 15 años de $ 150.=, pasando por la recuperación de fondos en poder de las AFJP, que se evadían al exterior, además de servir -a través de los correspondientes bonos-, para que Clarín nos estafara vilmente, apropiándose de nuestro dinero, como se había apropiado, antes, de bienes patrimoniales y de bebés, en complicidad con el genocidio que ensangrentó a la Patria; también en la concreción de la movilidad, en forma semestral, de esos haberes y de la creación de la tarjeta ARGENTA, que contempla buena parte de la propuesta confederal de la tarjeta social, de mayores alcances y de muchas conquistas mas, logradas junto a Amado Boudou (contra la opinión de Sergio Massa), Diego Bossio y fundamentalmente, a Cristina Fernández, la cual merece nuestro permanente reconocimiento. A estas conquistas no renunciaremos jamás. Ni un paso atrás, es la consigna. En 1970, ante la falta manifiesta de servicios sociales, el mismo Pedro Urrutia, titular confederal, echa las bases -junto a varios de los dirigentes de la época- de lo que, un año después, se convertiría en lo que conocemos como PAMI, mediante un decreto propuesto por el ministro Manrique, como respuesta al proyecto confederal. El propio Urrutia –representando a la Confederación- es ungido primer Presidente del PAMI, Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados. La presencia de Palmiro Vanoli, a su lado, también resultó significativa. Lamentablemente, sería el primero y el último de las presidentes pertenecientes a este, nuestro sector. También asumieron los 7 Directores que nos representaban. El PAMI, hoy, deberá ser normalizado, con la correspondiente designación de los 7 Directores de todo el país -ya electos-, correspondientes a la organización y no a las corporaciones, ni a sus representantes, que sobrevuelan, como verdaderos buitres. Este reclamo habrá de estar en manos del futuro Presidente de la Nación, Daniel Scioli, una vez electo. Desde Pedro Urrutia hasta Carlos Valle -el actual presidente ejecutivo-, muchos destacados dirigentes han ocupado la presidencia ejecutiva confederal. Mencionamos, aquí, a Maggiore; a Salazar; a Trungellitto; a Palacios; a Iusef; a Olivera y a Vilches. Tanto Salazar, cuanto los 4 que se citan en último término, continúan con vida y ligados a Carlos Valle, desde sus lugares de residencia, CABA, Salta, San Nicolás de los Arroyos y Rivadavia (San Juan). Varios son los logros de la Confederación, en tan vasta trayectoria. No obstante y ante la falta de mayor espacio, centramos la mira en un hecho fundamental, ligado a nuestra propia historia regional y de la Patria Grande. Se trata de la fundación de UCOLy CAM, la Unión de Confederaciones y Uniones de Latinoamérica y el Caribe de Adultos Mayores (jubilados, retirados y pensionados), en el 2012, acto en el que se consagra la conducción actual, con la Presidencia de Edilia Camargo (Panamá), Waldemar González (Uruguay) y nuestro Carlos Valle. El 3º. Encuentro Regional deberá ser realidad, urgentemente. Esperamos, junto a el, concretar el 2º. Congreso Mundial de Jubilados, para cuya realización fue designada la República Argentina, en 2011, cuando tuvo lugar el 1º., en Brasilia, cuando Valle representó a la República Argentina a través de su histórica Confederación General de Jubilados, Retirados, Pensionados y Adultos Mayores del País (R. A.). ESTO SOMOS Y EN ESTO ESTAMOS.

AGOSTO 2015

CONCEJO SUPERIOR CONFEDERAL

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

A %d blogueros les gusta esto: